Una entrevista con Jeff Van Vonderen, co-autor del libro del mismo nombre y realizada por el equipo de la Revista Steps perteneciente a la National Association for Christian Recovery

STEPS: Su libro sobre abuso espiritual fue publicado hace casi una década. Pero todavía se está imprimiendo. Sin embargo, me parece que el problema todavía no se ha resuelto, ¿no es así?

JEFF: La respuesta el libro realmente no lo ha disminuído en gran manera. Generalmente un libro circulará por allí un par de años y entonces se dejará de imprimir. Sin embargo la gente sigue encontrando El sutil poder del Abuso Espiritual como si fuera un libro nuevo. Las historias que escucho de la gente tampoco han llegado a mejorar en la última década. Las heridas causadas por el abuso espiritual todavía son muy profundas. Y para ser honestos, no he visto mucho empeño en que el sistema lo elimine. Pienso que es muy claro que el abuso espiritual no es algún tipo de capricho.

STEPS: No es algo que tú y Dave Johnson (coautor) inventaron, ¿verdad?

JEFF: De ninguna manera. Lo que pasó  fue que tropezamos con un lenguaje que la gente utilizaba. Es un lenguaje que mezcla los sentimientos y heridas que mucha gente ha experimentado. Nosotros le proporcionamos a la gente una vía para hablar acerca de esta clase de cosas. Pero el abuso espiritual no es ciertamente nada nuevo. El abuso Espiritual ha existido desde los tiempos bíblicos. Nosotros solamente encontramos una manera de hablar de ello en nuestros tiempos, y ponerlo en un paquete de tal manera que le haga entender a mucha gente.

El abuso espiritual no es ciertamente nada nuevo. El abuso Espiritual ha existido desde los tiempos bíblicos

STEPS:  Hablemos más acerca del abuso espiritual en la Biblia. ¿Cómo era entonces?

JEFF: Era esencialmente el mismo de como actualmente es. Los líderes espirituales explotaban a la gente para su propio beneficio. La autoridad fue mal usada para obtener cosas en el nombre de Dios, las cuales no eran realmente del todo para Dios. Jeremías habló acerca de quienes sanaban superficialmente las heridas de otros.  Sus verdaderas heridas no fueron tratadas; ellas fueron solamente maquilladas para el engrandecimiento  de apariencias externas. Esta es una parte de la dinámica del abuso espiritual. Pienso que es la gran queja de Dios en contra de los líderes de Israel, si tú lees Ezequiel, Isaías y Jeremías, encontrarás que los líderes no usaron la autoridad que les fue dada para el beneficio del débil, de aquellos que no tenían voz. Ellos estaban usando su autoridad para sus propios propósitos y para el engrandecimiento de reinos humanos. El resultado en la vida de la gente fue entonces el mismo que ahora: extenuación espiritual enraizada en conceptos erróneos acerca de quién es Dios, acerca de lo que Dios quiere de nosotros y acerca de la postura de Dios hacia nosotros.

Jesús no es conocido por su dureza. Pero acerca del abuso espiritual Él fue muy duro… alerta a la gente acerca de los Fariseos… una imagen de hipocresía. – ser de una manera en el exterior y de una manera diferente en el interior.

El Nuevo Testamento nos da esencialmente la misma imagen. No existen muchas ocasiones en que Jesús fue duro; Jesús no es conocido por su dureza. Pero acerca del abuso espiritual Él fue muy duro. Por ejemplo en Mateo 23 no solamente describe las dinámicas que habían entre los Fariseos y la gente, sino que  también alerta a la gente acerca de los Fariseos. Él les urge a alejarse de los Fariseos. Él pone nombres a los Fariseos. Dibuja imágenes acerca de ellos. Él habla acerca de los Fariseos como “sepulcros blanqueados”. Eso sólo podría significar una imagen de hipocresía. – ser de una manera en el exterior y de una manera diferente en el interior. Pero hay más que eso en esa imagen. La gente en ese tiempo creía que si tocabas un sepulcro podrías ser contaminado. Entonces Jesús no solamente está llamando a las Fariseos hipócritas; Él está diciendo que si tú caes bajo su influencia podrías llegar a ser contaminado –espiritualmente afectado de una manera negativa. “Raza de víboras” es otra imagen que Jesús dibujó de los líderes espiritualmente abusivos. Él está hablando acerca de los líderes que devoran en lugar de construir. Es bastante claro cuando la Biblia habla acerca del propósito de la autoridad que es para construir, para animar y para liberar a la gente. La imagen que Jesús dibujó presenta un duro contraste entre el uso abusivo de la autoridad y el apropiado uso de la autoridad.

El abuso de la autoridad fue también un asunto central para Pablo. Sus principales  adversarios fueron la gente que pensó estaba siendo demasiado clemente. Ellos sintieron la necesidad de corregir la enseñanza de Pablo y decir  a la gente que las Buenas Nuevas no son solamente acerca de lo que Dios ha hecho sino también acerca de las cosas que necesitamos hacer. Ellos fueron llamados los de la circuncisión, porque añadieron su particular conducta religiosa a la conducta de Cristo con el propósito de asegurarse la aprobación de Dios. Este tema de los “maestros legalistas” es constante en las cartas de Pablo. Él alerta a la iglesia de Éfeso acerca de que la gente que trata de añadir estas cosas a las Buenas Nuevas no son sólo los que están fuera de la Comunidad Cristiana, sino también surgen desde dentro de la Comunidad Cristiana. Entonces la iglesia debe estar en guardia.

En el libro de Tito, Pablo provee una larga lista de cualidades deseables en un líder. Pero entonces dice que los líderes necesitan tomar una postura pro-activa en términos de edificar  a la gente en términos de la gracia, y con una postura defensiva en términos de guardar la grey  de gente que trata de destruirla ¾especialmente de aquellos que tratan de añadir alguna clase de requerimientos religiosos o demandas de conductas por encima de la gracia de Dios. Es gente que dice:necesitas a Jesús y algo más. Eso es de lo que Pablo está advirtiendo.

La carta a los Gálatas es otro ejemplo. Es una carta de un tono muy encolerizado. Trata acerca de la idea de que la aprobación de Dios viene  de Jesús más algo que tú hagas. Pablo ataca este punto de vista desde todos los ángulos posibles que el pueda imaginar. Una vez más él llama a la gente como los  Jesús-Más-esto, con apelativos no muy cómodos. En el inicio del libro de Gálatas pregunta a la gente a la que está escribiendo: “¿Dónde está el sentimiento de bendición que ustedes una vez tuvieron?”

Para la mayoría de la gente con la que trabajo, cuando inicialmente se convertían a Cristo, era muy claro para ellos que no había nada acerca de las obras.  Era solamente acerca de lo que Dios hizo. Y este mensaje lleno de gracia  les daba un sentido de bendición. Ellos sentían un descanso total. Incluso si ese sentimiento no permanecía por mucho tiempo, su jornada espiritual comenzaba en una profunda llenura de gracia, lugar de total descanso.

Ellos sabían que necesitaban un regalo y que Dios había provisto el regalo que ellos necesitaban. Pero entonces lo que pasa muy pronto es que la gente es tomada o es llevada a medirse a sí misma basada, en sí misma, en lugar de medirse a sí mismo basados en lo que Cristo hizo. Esto lleva rápidamente a una pérdida del sentimiento de bendición, de descanso, de gracia. Lo que pasa es que la gente comienza a tratar de “medirse”. Y esto, por supuesto, no funciona.

STEPS: Me parece que la gracia basada en la fe siempre tiene esta clase de Talón de Aquiles. La orientación hacia las obras entra a hurtadillas fácilmente, incluso en iglesias cuya teología formal enfatiza en la gracia. Y las cosas empiezan a empeorar rápidamente cuando esto ocurre.

JEFF: Antes de llegar a ser Cristianos nuestro desempeño y el aprecio de nuestro desempeño por otras personas era realmente todo lo que teníamos para medirnos a nosotros mismos. Vivimos en un mundo que promueve esto muy fuertemente. Esto es la cosa más natural que hacemos. Es una de las primeras cosas que los niños pequeños hacen. Ellos hacen cosas y entonces te las enseñan y dicen, “¡Mira lo que hice!”. Es una muy natural, normal y ciertamente ninguna cosa mala el hacerlo. Lo que el evangelio dice sobre esto es: “Tú no puedes hacer nada”. Y, “Tú no necesitas hacer nada”. Esto no tiene sentido común en nuestro mundo. En mi opinión esta es la “locura del evangelio que vuelve loca lo sabiduría del mundo”. Es la cosa demasiado-buena-para-ser-verdad.

Los cristianos tienden a pensar que la gente no llega a ser cristiana porque no están dispuestos a dejar las cosas malas en sus vidas. Pero creo que la verdadera razón de que la gente no llega a ser cristiana es justamente que esto es demasiado bueno para ser verdad. No confiamos  en que las cosas demasiado buenas sean verdad. Esto nos pone ansiosos. Nos encontramos a nosotros mismos a la espera que nos tiren una pedrada, para que desaparezca la cosa demasiado-buena-para-ser-verdad. O podríamos sentir que no hemos escuchado realmente todavía la línea que nos golpea.  La gente está esperando el “pero” que viene después de “Dios te ama”. Ellos saben que está allí. Cuando estaba en el directorio de una iglesia local, la gente quería escuchar que era un lugar seguro. Ellos querían venir a escuchar a David Johnson predicar. Y ellos podían sentarse y llorar porque sonaba demasiado bueno para ser verdad. Alguna gente quería ver más allá en el texto bíblico del cual Dave estaba predicando para encontrar el “pero”. Esto suena bien, pero espera hasta que llegue aquí a esta parte. Entonces vendrá la otra pedrada. La gente anticipa que el resto de la historia serán Malas Noticias. No pueden ser solamente Buenas Noticias. Eso podría ser  totalmente extraño a lo que hemos experimentado a través de la vida. Pero esto es exactamente lo que las Buenas Nuevas son.

Entonces, regresando a tu pregunta. Nos resistimos a la gracia, porque estamos culturalmente programados para enfocarnos en nuestro desempeño, en qué podemos hacer, en cuán responsables necesitamos ser. Pero existe un segundo factor. Cuando una persona llega a ser cristiana, tiene un corazón cálido hacia Dios. Quiere hacer las cosas que Dios quiere que haga. Se preocupa ahora por eso. Incluso si no puede cambiar su vida en el sentido que piensa que debería, todavía se preocupa ahora acerca de ello. Y esto la hace particularmente susceptible a la enseñanza que dice, “¿Tu quieres hacer la agenda de Dios?”, Bien, nosotros la conocemos más que ninguna otra persona, entonces podemos ayudarte. Nosotros te diremos que es lo que Dios quiere. Y entonces tú puedes trabajar muy duro para hacer que eso suceda. Ahora, no solamente son los nuevos cristianos susceptibles a esto, porque todos nosotros vivimos en un mundo que está orientado hacia el desempeño. Ellos son susceptibles también porque la gente que abusa espiritualmente puede tomar ventaja de su nuevo deseo de conocer la voluntad de Dios.

STEPS: Supongo que todos estos factores que conducen a la gente a sufrir el abuso espiritual son aún más dañinos para la gente que ya ha experimentado otra clase de abuso.

JEFF: Seguro. Cualquier clase de abuso nos enseña unas habilidades enfermizas para relacionarnos.

Estas habilidades nos pueden ayudar a sobrevivir situaciones abusivas con el menor daño posible. Pero ellas nos dejan desbalanceados. Lo único de podemos saber es cómo navegar en las relaciones enfermizas. Entonces esto es lo  que inconscientemente vemos. Esto es como la mujer que está casada con un alcohólico y muere y ella se jura que jamás se casará con otro alcohólico y unos años después ella se casa con otro alcohólico. Esto es porque tendemos a hacer las cosas que ya sabemos hacer. A este respecto, los sistemas espiritualmente abusivos no son diferentes de otra clase de sistemas abusivos. Ustedes encuentran la misma dinámica que en la violencia doméstica, abuso sexual y otras formas de abuso. La gente tiende a gravitar hacia lo que ellos ya conocen, incluso si lo que conocen es muy enfermizo.

STEPS: Usted ya ha hablado un poco acerca del rol de la autoridad en las relaciones de abuso espiritual. En su libro enlista “postura del poder” como una de las características claves del abuso espiritual. ¿Qué hay de esto?

El abuso espiritual es siempre un asunto de poder.

JEFF: El abuso espiritual es siempre un asunto de poder. Para que el abuso suceda, por definición, tiene que venir de una posición de poder superior a una posición de poder inferior. Las personas en las posiciones menores no pueden abusar de las personas que están en las posiciones altas. Si las cosas que lastiman vienen de una persona a otra que está en igualdad de posición, no se puede llamar a eso abuso. Si un padre golpea a su hijo, eso es abuso físico. Si dos hermanos se golpean entre sí, están solamente peleando; no es abuso. Es ciertamente una conducta hiriente. Pero es una conducta hiriente entre parientes. Se convierte en abuso cuando existe un poder diferencial. Este asunto es una de las razones por las cuales escribí Cuando la Gente de Dios te Abandona como una clase de seguimiento a La Sutileza del Poder en el Abuso Espiritual. Hay multitud de heridas que la gente experimenta en relaciones de poder igualitario. La herida puede ser enorme, pero eso no hace el abuso.

STEPS: Usted también es muy cuidadoso en ambos libros cuando enfatiza en que no siempre es fácil descubrir quién tiene el poder en un sistema disfuncional. No siempre es la gente que tiene el poder en un sentido formal.

JEFF: Es correcto. Un ejemplo puede ser cuando una congregación es abusiva hacia el pastor. Podría parecer que el pastor está en la posición de poder, pero realmente el poder puede estar concentrado en algún grupo de gente. Puede ser un grupo formal, como la junta de Diáconos, o también puede ser un grupo informal como una familia que da más dinero o que ha estado en  la congregación por más tiempo. Sin embargo debemos decir que no todo el ejercicio de la autoridad espiritual es abusivo. Precisamente porque a alguien no le gusta la manera en que la autoridad se está llevando a cabo no significa que existe abuso espiritual. Y exactamente porque alguien en una posición de autoridad hace algo que lastime a alguien más, no significa tampoco que exista abuso espiritual. Justamente porque un padre haga algo que lastime a su hijo no significa que es abuso. Cómo el padre maneje la situación posteriormente es a menudo lo que determina si es abusivo o no. Podría ser solamente un error, o un error de juicio. Quizá el padre se disculpe  y realice arreglos en  cuanto reconozca el daño que ha hecho. En todo caso para que algo sea abusivo deben tomarse en cuenta muchos factores.

STEPS: Ya hemos hablado un poco acerca de la segunda característica que usted enumera en el abuso espiritual: la preocupación por las obras. Parece  que en el mundo real  aquí es donde la parte sutil entra.

JEFF: Es correcto. Las escrituras nos dicen que algunas conductas son buenas y otras son malas. Y la obediencia es importante. Y la Santidad es una cuestión. Pero cuándo se convierte abusiva, o cuándo se convierte en peligrosa, es es en el momento que algo  es añadido a la obra de Dios en Cristo. Por ejemplo la Escritura es muy clara en que si tu mantienes el reino de Dios en tu corazón, entonces tu deberías soportarlo también  con tu billetera. Por lo tanto, dar está bien. Si tú eres parte del programa, ayuda a hacer que el programa suceda.  La cuestión  no es si la gente debería dar dinero para ayudar a los asuntos del reino. Pero si dar dinero para los asuntos del reino se convierte en parte de lo que tienes que hacer para obtener la aprobación de Dios, es cuando se convierte en peligroso. Esto es particularmente verdadero con las finanzas, debido a que estas son tan mesurables, es fácil decir cuándo estás “haciendo las cosas correctas” o no. Entonces cuando parece que lo que los pastores están haciendo es justamente animar a la gente a hacer cosas buenas, el fondo del asunto es  que están reforzando una religiosidad prediseñada que puede ser muy tóxica.

STEPS: Otra cosa que parece ser fuente de la parte sutil del abuso espiritual es lo que se llama “las reglas no habladas”. He hablado con mucha gente que ha experimentado el abuso espiritual  y que está terriblemente confundida acerca de lo que le ha ocurrido. A menudo tan pronto como le das algún vocabulario para describir su experiencia – incluso justo la expresión “abuso espiritual” – lo reconocen inmediatamente. Parece que las reglas no habladas de alguna manera mantienen a la gente confundida acerca de lo que está pasando.

JEFF: Esto es así porque con las reglas no habladas no puedes decir que existen hasta que las rompes. Supongamos que tienes una regla que dice “No estés en desacuerdo con el pastor o te meterás en problemas.” No podrás saber que esta regla está operando a menos que estés en desacuerdo alguna vez con el pastor y digas algo acerca de ello. Entonces probablemente encontrarás como funciona la regla. En cuanto estés de acuerdo o pretendas estar de acuerdo, ni siquiera sabrás que la regla está ahí. Pero si rompes la regla, encontrarás que ha existido una regla todo el tiempo.

Probablemente la regla más común no hablada es ‘No hables’.

Probablemente la más común regla no hablada es “No hables”. Esta regla es la que da tanto poder  a la regla “No estés en desacuerdo con el Pastor”. La regla “No hables” es la peor. Si rompes una de las otras reglas no habladas y encuentras que fue una regla desde el principio, la regla  “No hables” es lo que realmente te ató. Si como niño ya aprendiste como sobrellevar un montón de penas a fin de facilitar el camino a través de un sistema de familia disfuncional,  entonces algunas veces no es tan difícil utilizar las mismas habilidades en un sistema religioso. Pero no es una saludable manera de vivir. Un muchacho de 14 años en un sistema familiar dañino intentará sobrevivir tratando de “aguantar la respiración”¾diciendo a sus amigos: “En cuanto cumpla los 18 me iré”. De alguna manera los 18 representan para los jóvenes el adquirir el suficiente poder para hacer lo que necesiten para sobrevivir. La gente algunas veces hace lo mismo en la iglesia. Ellos se sientan en la iglesia así, aguantando la respiración, esperando por algún acto de Dios que les salve. En ambos casos están usando la estrategia de  “aguantar la respiración” para sobrevivir. Esta es una estrategia que puede parecer que ha funcionado alguna vez en la vida, pero no es una verdadera aproximación a la ayuda o esperanza de alguna clase de relación adulta.

STEPS: Dígame algo acerca de “falta de equilibrio”, la cual también listó como una característica de los sistemas de abuso espiritual.

La gente tiene que  adaptarse al sistema o no son reconocidos, son abandonados o se les dice que son divisores, demoníacos o algo por el estilo.

JEFF: Los sistemas desequilibrados son aquellos que se enfocan demasiado en ciertos aspectos de la experiencia cristiana. Los dos ejemplos que escogimos son objetividad y subjetividad. Objetividad significa que todo es blanco o negro  aquí no hay lugar para las experiencias individuales de la gente, talentos y cosas por el estilo. La gente tiene que  adaptarse al sistema o no son reconocidos, son abandonados o se les dice que son divisores, demoníacos o algo por el estilo.  Por otro lado existen sistemas en los cual a los dones de la gente y sus experiencias se les da la máxima autoridad. Ejemplos extremos de esto podrían ser las situaciones donde tú conoces objetivamente por medio de las Escrituras  o de tu propia experiencia de que algo se ha dirigido mal, y cuando lo expresas, encuentras que es prioritaria la experiencia subjetiva de una persona que posee autoridad. Esto da la máxima autoridad al hombre en lugar de Dios.

STEPS: Tú sabes, hablar de todo este asunto no hace sentir bien a nadie. Me doy cuenta de sentirme un poco asqueado. Y estoy comenzando a sentir el comienzo de un dolor de cabeza a medida que hablamos. Me pregunto si la gente al leer esto podría comenzar a rechazarlo porque este tema es muy doloroso. Si se ha experimentado el abuso espiritual, no es un asunto del que se pueda hablar de manera abstracta sin sentir otra vez algún dolor, inclusive si ya han pasado varios años desde el abuso.

JEFF: El abuso espiritual es muy difícil. A mí me da lástima  hablar acerca de ello pues no es tanto que traigamos antiguos dolores del pasado. No es tanto más lo de las viejas heridas. Sino que experimento que es doloroso porque hemos estado hablando acerca de este asunto ahora ya por 15 años sin que hayamos visto realmente que las cosas cambien. Cada día recuerdo del dolor en que la gente se halla a causa de esto. Cada día escucho de alguien que ha experimentado esto. No están solamente con la pena emocional y psicológica. Sino que también están llenos de temor hacia Dios, pensando que están en problemas porque no caminado rectamente, o no han sido lo suficientemente buenos, o han no sido suficientemente Cristianos. Este realmente es un territorio doloroso. Y es un territorio difícil para trabajar.

STEPS: Pienso que una de las más dolorosas piezas de este rompecabezas es cuando encuentras gente en situaciones abusivas y son incapaces de dejar el asunto. Incapaces de hacer decisiones saludables. Justamente como las esposas en las relaciones violentas algunas veces regresan una y otra vez a ser abusadas, la gente que está en relaciones de abuso espiritual a menudo encuentra que es muy difícil abandonarlas.

Si tú estás en el exterior de un sistema de abuso espiritual, tú eres el enemigo…es muy difícil abandonarlo una vez que estás dentro… El miedo es que, si una persona sale, podría delatar  el secreto.

JEFF: El fenómeno de no ser capaz de dejarlo tiene dos partes: Primero, si tú estás en el exterior de un sistema de abuso espiritual, tú eres el enemigo. Y segundo, si bien es muy fácil dejarlo al inicio, es muy difícil abandonarlo una vez que estás dentro. Es exactamente lo mismo que en una familia disfuncional. El miedo es que, si una persona sale de la familia, podría delatar  el secreto. Entonces existen un montón de incentivos para mantener a la gente dentro del sistema.

La gente es los sistemas abusivos piensa que dentro de éste es el único lugar seguro. La gente que está fuera de la iglesia podría llevarte lejos de Dios o de las cosas que Dios quiere. Entonces es más seguro permanecer aquí con los líderes, quienes son los que realmente “conocen” lo que Dios quiere. La paranoia de cualquier clase de rompimiento que signifique “nosotros” regresar a “ellos” podría ser desastrosa. Lo que hace esto todavía más hiriente es que una relación individual con Dios es tomada hostilmente. No es precisamente que el líder está preocupado que estés alejándote de la gracia si tú te asocias con los de fuera o que pudieras decir a los de afuera lo que está pasando aquí. Es más acerca de que si tú dices la verdad, estarás equivocado y Dios te lo tomará en cuenta. Dios será el que hace cumplir la línea de fondo: Permanece aquí o Dios te castigará.

STEPS: La gente en los sistemas de Abuso Espiritual usualmente ha invertido mucho en el sistema.

La gente olvida las habilidades que son necesarias para relacionarse con la gente de fuera del sistema. Después de un tiempo no tienes a nadie de fuera del sistema que esté cercana a ti. Entonces esto hace la dependencia abusiva incluso más fuerte.

JEFF: Seguro. Tu inviertes mucho, y eres requerido para invertir mucho. En los sistemas abusivos tu mundo se convierte en muy pequeño. Algunas veces la gente olvida las habilidades que son necesarias para relacionarse con la gente de fuera del sistema. Después de un tiempo no tienes a nadie de fuera del sistema que esté cercana a ti. Entonces esto hace la dependencia abusiva incluso más fuerte. Algunas veces invertimos más tratando de recuperar la inversión original. Lo que significa que tenemos que perder. Lo que significa que hay un incentivo incluso más alto para invertir más. Alguna gente ha invertido increíbles cantidades de su dinero. Sus emociones, su tiempo y su energía en sistemas abusivos.

Una familia con la que trabajé recientemente fue parte de una pequeña red de familias. Ellos solamente tenían asociación con gente de su pequeña red. Sus niños tomaban clases de piano de alguien del grupo. Si ellos dejaban el grupo, sus niños perderían a su maestro de piano. Ellos perderían el contacto con su equipo de deportes. Ellos no perderían solamente su inversión en el sistema ¾toda la energía, tiempo, dinero y emociones que habían invertido en ayudar al funcionamiento del grupo. Esto es muy similar a la razón de porque una mujer que es golpeada no se aleja. Si ella se aleja, no tendrá nada; por ello continúa tratando de obtener algo, aunque sea abusivo. Nada puede más terrorífico que permanecer aquí donde estás. Pero te quedas, esperando que algo cambie. Inclusive si es irracional para los de afuera. El deseo de permanecer es muy fuerte cuando estás enfrentando la posibilidad de perder todo lo que conoces.

STEPS: En la El Sutil Poder del Abuso Espiritual se refiere  usted a las raíces del secreto en los sistemas de abuso espiritual. Una raíz es  la necesidad que la gente siente de ser agentes de relaciones publicas de Dios ¾tener un “buen testimonio”; así la gente pensará cosas buenas acerca de Dios.  Y esto llevará a la gente a toda clase de estrategias de auto-control, evasiones y francas decepciones.

La iglesia pudo haber sorteado el problema honestamente. Quizá podrí haberse dicho, “Esto es lo que pasó” y decir también “Él ya no pertenece aquí” o “Él está recibiendo ayuda”. Sin embargo, lo que hicieron fue fabricar un secreto de ello… Lo que se hizo fue guardar toda la pena, usando la regla del ‘No hables’.

JEFF: Entonces, sí tienes un líder que está batallando en un sistema que es abusivo- Déjame darte un ejemplo. Trabajo en una iglesia donde el pastor explotó sexualmente a varios de sus consejeros. La iglesia pudo haber sorteado el problema honestamente. Quizá podrí haberse dicho, “Esto es lo que pasó” y decir también “Él ya no pertenece aquí” o “Él está recibiendo ayuda”. Sin embargo, lo que hicieron fue fabricar un secreto de ello. Los líderes no contestaron ninguna pregunta acerca de este asunto, porque eso daría una mala imagen de  Dios, pensaron; y podría también dar una mala imagen de nosotros por haber despedido a esa persona. Lo que se hizo fue guardar toda la pena, usando la regla del “No hables”. Estratégicamente fueron muy agresivos en no hablar de ello para no dar una mala imagen de Dios.

STEPS: Como si nosotros estuviéramos a cargo de la reputación de Dios. Eso es un asunto central muy enfermo.

JEFF: Exacto. Diez años después todavía había dos “equipos” en esa iglesia. Un grupo todavía cree que el liderazgo tomó la decisión correcta. Y el otro grupo todavía está enojado de cómo fue manejada la situación. Aquellos dos equipos están divididos en cada asunto que surge. Inclusive en asuntos no trascendentales,  como el simple hecho de ir a comprar una alfombra: el asunto  está contaminado por aquella historia de negación.

STEPS: Vamos a cambiar el enfoque un poco y hablar cómo recuperarse del abuso espiritual. Primero, ¿Qué acerca de la recuperación de los perpetradores del abuso espiritual? La gente en general no tiende a ser muy optimista acerca de los perpetradores de cualquier clase de abuso. Y por algunas buenas razones. ¿Que opina de eso?

JEFF: Pienso que tal pesimismo está justificado. Primero que nada, para que alguien se recupere de algo, tiene que darse cuenta que hay un problema, algo  de qué recuperarse. Y cuando has invertido tanto en ser “correcto”, en ser el que “sabe”, y has llevado a tanta gente cuesta abajo,  cuesta mucho afrontar la situación con equidad.

Los perpetradores de abuso tienen una mayor equidad invertida en el sistema. Es difícil perderla… Hay una increíble cantidad de equidad que debe ser perdida al admitir la necesidad de ayuda… El asunto aquí es en todo caso si un perpetrador tiene la capacidad de recibir la gracia. La mayoría ni siquiera piensa que la necesita. La gracia les rebota.

Los perpetradores de abuso tienen una mayor equidad invertida en el sistema. Es difícil perderla. También debe ser verdaderamente terrible reconocer que muchas de las cosas que has estado haciendo para Dios realmente ha lastimado a la gente. Hay una increíble cantidad de equidad que debe ser perdida al admitir la necesidad de ayuda en esta área. Dios siempre ofrecerá gracia. Ese no es el asunto. El asunto aquí es en todo caso si un perpetrador tiene la capacidad de recibir la gracia. La mayoría ni siquiera piensa que la necesita. La gracia les rebota. Es como cualquier otro asunto. Si la persona que necesita ayuda no piensa que la necesita, entonces nadie puede ayudarla.

STEPS: Que es lo que rompe esa clase de barreras para recibir la gracia?

JEFF: Puede ser un gran cansancio que finalmente lleve al punto donde estemos listos para recibir ayuda. Algunas veces todos los  pretextos y negaciones son demasiado extenuantes como para continuar, y nos rendimos. Mi instinto acerca de lo que Jesús diría a los perpetradores es lo que ellos dirían, “Inténtalo mas arduamente”. El diría, “Sé perfecto como tu padre que esta en los cielos es perfecto”, Quizá unos pocos dirían, “No puedo”. Y ahí habría esperanza para esa gente. Pero la mayoría diría,  “Está bien, puedo hacerlo.” Ellos podrían solamente tratar arduamente, más arduamente, tratarían loa más arduamente posible para ser mejores. Para ser más correctos. Y quizá después estarían lo suficientemente cansados para entender lo que Jesús realmente les estaba diciendo.

STEPS: Es como los primeros AA cuando la gente que venía a las reuniones y se le preguntaba, “Ya perdiste tu matrimonio?” o “Ya perdiste tu trabajo?” Y la respuesta era no, algunos miembros antiguos te decían, “Bien, probablemente todavía necesites más experiencia con el alcohol. Vete y regresa con más experiencia”. Si tú no estás todavía enfermo y cansado de estar enfermo y cansado, entonces la cura no funcionará.”

JEFF: Si. Entonces vamos a hacer algo más, y si tú estás cansado, estaremos aquí para ayudarte. Cuando Jesús interactúa con la regla del joven rico le dijo, “Haz todo lo que la ley ordena.” Y el joven dijo. “Ya lo he hecho.” Él pudo haber dicho: “No puedo y no hay manera de que lo haga”. Sin embargo el joven aún estaba de una profunda negación. Entonces Jesús le dio una tarea que el joven no podía hacer: “Deja todo y sígueme.” Eso él no pudo hacer. Ahora, cuando alguna gente ve ese texto, ve solamente lo referente al egoísmo que el hombre fue tan egoísta que no pudo dejar sus bienes. Pero no se piensa que ese texto no solamente es habla acerca del egoísmo. El hombre podía haber respondido a la primera pregunta de  Jesús: “No puedo”. Si él hubiera dicho “No puedo”,  entonces pudo haber obtenido de la gracia. Sin embargo, él aún en esa profunda negación. Jesús dijo en efecto, “Bien, necesitas más experiencia antes que estés listo para recibir la ayuda que necesitas”

STEPS: Solamente para ser claro: usted no es pesimista acerca de la recuperación de la gente que ha abusado de otros pero que reconoce lo que ha hecho y se arrepiente y busca la sanidad.

JEFF: Es correcto. No soy pesimista acerca de la recuperación de nadie, por nada, estoy lleno de esperanza. Es por eso que hago lo que hago. Pero estoy consciente de la pista grabada y cuán difícil es para la gente que abusa espiritualmente el ver lo que es real y entonces cambiar de patrón.

STEPS: Los efectos del abuso espiritual pueden durar por un largo tiempo. Incluso décadas después parece que puede ser fácil ser regresado hacia el asunto del abuso.

JEFF: Eso es verdad y eso lleva a otra dinámica de la cual no hemos hablado todavía. El abuso espiritual es hablado más comúnmente es términos psicológicos. Sin embargo también hay ahí  una dinámica espiritual,  una dinámica del espíritu. El abuso espiritual no solamente viene de una manera espiritual o viene de gente espiritual. En tal sentido es como el abuso físico, el cual no solamente viene de una manera física. Cuando el abuso físico sucede, algo físico es herido. Y cuando el abuso espiritual sucede, tu espíritu es lastimado. Y esto tiene consecuencias de largo duración. La recuperación no es nunca fácil para nadie de nosotros. Pienso que la recuperación del abuso espiritual es en alguna manera la más difícil de las jornadas de recuperación. Una razón es que la persona que tiene el más grande potencial para ayudarnos en la recuperación del abuso espiritual es la persona de la que más nos sentimos enajenados.

Déjame explicar esto un poco. Cuando alguien es abusado físicamente, no desconfían necesariamente del Departamento de Servicios Sociales. El abusador no está actuando como un representante del Departamento de Servicios Sociales cuando abusan de una persona. Igualmente, cuando una mujer es abusada sexualmente, ella no necesariamente desconfía de la persona que pertenece al refugio de mujeres quien le ofrece ayuda. Ella puede desconfiar de los hombres en general, pero la agencia que es designada específicamente para ayudarla no es precisamente el problema. El abusador no está actuando como un representante de la agencia designada para ayudar a la gente abusada. Entonces la mujer que ha sido abusada no piensa: “Si acudo a la gente que pertenece a la agencia que es designada para ayudarme, voy a ser lastimada aun peor.” En el caso del abuso espiritual, sin embargo, existe todavía un problema mayor con la “agencia” que es “específicamente” designada para ayudar: Dios. El miedo es que si vas a Dios (o su representante líder o pastor), serás lastimado aún peor de lo que ya has sido lastimado. El abuso espiritual, siempre causa daño en nuestra relación con Dios. Es lo peor. Es una herida del espíritu. Es una herida en el centro de quienes somos.

STEPS: Si tú experimentas que un abusador está actuando cobijado bajo la conducta de Dios, o hablando por Dios, o actuando como un agente de Dios, estas realmente atrapado.

El abuso espiritual sucede en el contexto de las relaciones donde alguien juega el rol de representante de Dios.

JEFF: El abuso siempre sucede en una relación. Y en el caso del abuso espiritual, éste sucede en el contexto de las relaciones donde alguien juega el rol de representante de Dios. Después, cuando el abuso ha llegado a un final y estamos buscando una relación más sana en la cual recuperarnos, podemos encontrar otra gente, incluso gente que puede realmente ser verdaderamente representante de Dios. Sin embargo, será difícil para nosotros confiar en esas relaciones, difícil de invertir una vez más, difícil el poder relajarnos.

Traducción de Janet Romero

Ezra Michelet Ediciones