Un comentarista me mando este escrito y quisiera publicarlo como post porque considero que tenemos que educarnos y educar sobre la importancia de nuestras voces en lo que respecta al bien de la iglesia.

Por Avatar

Según tengo entendido, y disculpen mi ignorancia si no es así, Jesús chifló contra la hipocresía ¿no? Y parece que mucho no le importó el escándalo que podía producir en la iglesia de su tiempo. Y según pude leer dijo semejantes barbaridades, verdades pero fuertes, contra la autoridad eclesiástica de su época. En muchas ocasiones ventiló las sinvergüenzadas de los pastores de su tiempo. No creo que Jesús haya sido imprudente, ni mal intencionado, o que no quisiera a la institución sino que por el contrario, parece que Jesús lo hizo por el bien de los discípulos y de las generaciones venideras.

Ventilar la miseria del delincuente es para que no siga cometiendo de las suyas. Denunciar no es ventilar por odio a la institución, sino que es una medida preventiva para salvar a la Institución. ¿De donde viene eso de que denunciar a los malhechores es odiar a la Iglesia? Es como decir que denunciar a los administradores delincuentes de la casa de gobierno es odiar a la Patria. El amor a la patria obliga a denunciar y combatir lo corrupto, no al revés. El bien y amor a la iglesia ha de estar, me imagino yo, en denunciar a los malhechores que gozan de poder… para que no sigan abusando. No hacerlo a la larga se perjudicaa la misma Iglesia. La Iglesia se la pasa denunciando a los malhechores de la humanidad por el bien común y es hora de imitar esa labor por el bien comun. Del silencio de los buenudos se alimentan los abusadores. Me dijo un tipo buenudo: hay olvidar y dejar las cosas en manos de Dios. Y yo, un Avatar, le respondí que nosotros en mi mundo aprendimos de un Enviado que tenemos que hacer todas las cosas como si dependiera de nosotros sabiendo que dependen de Dios.