Artículo publicado en InfoCatolica: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=6945

El Comisario Pontificio para Miles Iesu confirma que su fundador cometió graves abusos de autoridad

El P. Barry Fischer, nombrado Comisario Pontifico para Miles Iesu en el 25 de marzo del 2009 ha sido tajante al juzgar la actuación del fundador de dicha congregación. En un comunicado hecho público en la web de M.I, asegura que «con el tiempo se ha hecho evidente e innegable, que el Fundador, el P. Alfonso Durán, llevaba a cabo comportamientos erráticos que estaban totalmente fuera del ámbito de las facultades a él conferidas. Algunos miembros han mostrado heridas causadas por el ejercicio indebido de la autoridad durante su dirección».

En el comunicado, el P. Fischer explica que “un sentido equivocado de la lealtad y la obediencia inculcada en los miembros facilitó tal comportamiento, totalmente inaceptable y no conforme con la disciplina de la Iglesia, ni soportable en modo alguno por un sano sentido de la vida consagrada”.

El Comisario denuncia que “los miembros que se oponían a sus acciones o comportamientos fueron a menudo condenados al ostracismo. La disciplina interna y costumbres del Instituto proporcionaban protección para el Fundador”.

Muchos hechos comprobados

“Hay que decir, en justicia”, reza el texto, “que la mayoría de los miembros no tenían conocimiento de las conductas inadecuadas del Fundador. Algunas de las acusaciones contra el P. Duran son verbales y no han sido verificadas. Sin embargo, son muchos los hechos comprobados. Es importante para todos descubrir la verdad, razón por la que se hace pública esta declaración”.

La renovación ya está en marcha

Por último, el Comisario pontificio asegura que de “a pesar de que esta comunicación puede ser una sorpresa y ser doloroso para muchos miembros, los miembros vinculum, y los amigos de Miles Iesu, no puede ocultarse la verdad. Sólo en la verdad puede lograrse un futuro mejor y más saludable para Miles Iesu”.

“El trabajo de renovación”, añade el P. Barry Fischer, “ya está en marcha y hay entusiasmo por el futuro que los miembros están construyendo juntos. Unidos en oración y en amor fraterno, y seguro de cuidado maternal de la Iglesia, nos pondremos en contacto a lo largo de este tiempo de dificultades y llegaremos a los albores de un nuevo día. Caminamos hacia ese día en la esperanza y la confianza en el cuidado y la protección amorosa de Dios”.

Cesado por problemas mentales y de salud

El P. Durán ya había sido cesado como Superior General de Miles Iesu en la primavera del 2007, debido a la evidencia de que sufría problemas de salud físicos y mentales. Fue entonces cuando trece miembros del Instituto religioso solicitaron a Roma una investigación a fondo de la realidad del mismo.