El tema de inmigraciones, los inmigrantes en USA y las controversias que este tema desata son muy interesantes porque permite medir que tan curada socialmente esta la herida de la descriminacion, el reconocimiento de la dignidad humana, la igualdad de derechos de los seres humanos, etc.

La reciente discusión sobre la enmienda constitucional sobre los nacidos en el país es una nueva, aunque antigua discusión. El tema de inmigración es tan viejo como el ser humano.

Washington – El senador federal de Texas John Cornyn se pronunció este miércoles a favor de reconsiderar el derecho a la “ciudadanía por nacimiento”, ya que según él los indocumentados han abusado de ese privilegio a través de sus hijos nacidos en Estados Unidos.

La ciudadanía automática a hijos de indocumentados se ha convertido en la controversia más reciente en torno al debate sobre la seguridad fronteriza y la reforma migratoria. Los demócratas han denunciado estos señalamientos como un ataque lamentable por parte de los republicanos en contra de niños inocentes con el único propósito de motivar a los votantes conservadores a sufragar a su favor en noviembre.

La controversia se centra en la Enmienda 14 a la Constitución, cuya sección 1 dice: “Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos, y sujetas a su jurisdicción, son ciudadanos de los Estados Unidos y del estado donde residen”.

La enmienda fue adoptada en 1868, luego de concluida la Guerra Civil, para asegurar la ciudadanía de los esclavos negros nacidos en Estados Unidos. Algunos extremistas conservadores afirman que la cláusula “y sujetas a su jurisdicción” no aplica a los indocumentados.

Los Estados Unidos, como Canadá y varios países de Europa reciben un sin número de inmigrantes al año y cada país afronta la situación de modo diferente. Hay países que reciben al inmigrante con los brazos abiertos ya que necesitan de la mano de obra (son muy pocos). Hay otros países que intentan poner algunos controles pero la entrada ilegal de personas al país es mayor de lo que las patrullas fronterizas pueden controlar.

La ‘emigración’ en si misma es un problema que acarrea varias consecuencias a nivel personal como también a nivel social. Emigrar muchas veces se hace bajo circunstancias no deseadas. Por ejemplo una guerra hace que las personas abandonen sus casas para buscar refugio en algún otro país, como es el caso de tantos italianos que emigraron durante la segunda guerra mundial a Canadá, Venezuela, Argentina, Brasil. La pobreza y la falta de recursos es otra razón que fuerza a las personas a trasladarse a otros lugares como el caso de gente del continente africano a países europeos, o gente de los países latinos a USA. La persecución religiosa, o ideológica hace que las personas abandonen los lugares de nacimiento para ir a refugiarse a otros países como es el caso del éxodo judío durante la persecución nazi, o las dictaduras en países del tercer mundo.

Emigrar se hace bajo circunstancias que nos deberían mover muchas veces a la compasión más que al desprecio.  Hay personas que arriesgan sus vidas con tal de dejar atrás situaciones de extrema pobreza, o persecución, o falta de libertad, o discriminación ya sea por la religión, la raza, el sexo o la ideología. Miles de personas mueren en el desierto entre USA y México, pierden la vida en busca de una esperanza de un mejor vivir… arriesgan todo, hasta la misma vida, buscando dejar atrás la pobreza o la violencia e inseguridad. Hay miles de personas que arriesgan la vida montándose a una balsita para cruzar un mar infestado de tiburones, persiguen un sueño de libertad…

Como digo, emigrar es en muchos casos traumático en si mismo, y para colmo se le agrega al trauma de abandonar la propia casa y cultura, el que no sea bien recibido en los países o culturas a las que va a refugiarse. El odio o fobia anti-inmigrante en los medios de comunicación, las opiniones de los políticos del momento y algunos comentarios negativos que se escuchan en la calle en USA se deben en gran medida a la crisis económica que atraviesa el país. Si todo estuviera bien, a nadie le importaría un bledo que los ilegales mexicanos hagan jardines o que los vietnamitas tengas los pequeños restaurantes o que los dominicanos tengan dominadas las pequeñas almacenes…

Voy a ir escribiendo sobre las consecuencias personales y sociales que acarrea el emigrar y la inmigración a medida que voy leyendo sobre el tema.

Anuncios