El último escándalo de abuso sexual en Filadelfia, dejo 5 arrestados y un reporte del gran jurado que dice que no ha habido mucho cambio en los últimos 5 años, desde que otro gran jurado vilipendiara a los líderes de la arquidiócesis por tolerar y proteger curas abusivos.El reporte también dice que algunos de los cambios implementados por la iglesia desde el escándalo son frívolos, inefectivos y hasta engañosos. El panel concluyó que las víctimas eran virtualmente perseguidas, mientras que los curas acusados no eran confrontados. Que la junta designada para escuchar los casos de abuso rutinariamente ignoraba evidencia que soportaba las alegaciones dice el gran jurado; y que por lo menos 41 curas habían sido mantenidos activos después de haber sido acusados de comportamiento inapropiado o abuso de menores.

  

 El jueves de la semana pasada, un gran jurado presentó dos  cargos contra monseñor William Lynn, quien manejaba asuntos de personal de los sacerdotes, incluidas acusaciones de abuso, como secretario de la oficina para el clérigo desde 1992 hasta el 2004; desde entonces, Lynn ha sido pastor de la iglesia St. Joseph in Downingtown. Lynn no es acusado de físicamente acusar a menores, sino de mantener oídos sordos ante las quejas acerca de 3 sacerdotes y un profesor de una escuela parroquial que entre 1996 y 1998 violaron a dos niños que ayudaban en el altar en la inglesia St. Jerome’s en el noreste de Filadelfia. Los 4 hombres también recibieron cargos, y al igual que Lynn fueron arrestados.
La oficina del Fiscal de Distrito dice que monseñor Lynn es el primer miembro de la jerarquía diocesana en Estados Unidos, que ha recibido cargos criminales por su supuesto rol en esconder o por permitir el abuso de niños por parte de sacerdotes.
Si es encontrado culpable de los dos cargos criminales en tercer grado, Lynn que ahora tiene 60 años, enfrenta hasta 14 años en prisión. Los cargos contra Lynn que ya había sido objeto de investigación bajo la anterior Fiscal Abraham, quien lo había acusado de encubrimiento inmoral en el caso de abuso, se presentaron después de que las dos víctimas identificadas como Billy y Mark dieron a conocer el caso en el 2009.
De acuerdo con el reporte, Lynn sabia acerca de acusaciones creíbles de abuso contra los 3 sacerdotes y aun así, no les prohibió contacto con los menores, permitiendo así 4 violaciones de los dos niños. Lynn ha sido puesto en una licencia administrativa.

Los acusados son el reverendo Charles F. Engelhardt de 64 años, vicario parroquial de la iglesia Resurrección de Nuestro Señor en la sección de Rhawnhurst, el reverendo Edward Avery, cura diocesano asignado entonces a St. Jerome’s. Bernard G. Shero, profesor de 6 grado del niño y el reverendo James Brennan de 47, cura arquidiocesano.

 

La Arquidiócesis de Filadelfia informó que el Monseñor William Lynn, de 60 años y pastor de la parroquia St. Joseph en Downingtown (PA) está en suspensión administrativa.La suspensión se dio una semana después de que Lynn fuera acusado de encubrir los delitos sexuales en contra de niños de varios sacerdotes y de poner en riesgo la seguridad de los niños.Lynn fue arrestado el pasado 10 de febrero junto con los sacerdotes, Edward Avery, de 68 años, Charles Engelhardt, de 64 años y el maestro Bernard Shero de 48, quienes fueron acusados de violación, asalto sexual indecente y otros cargos criminales.Por su parte, Jeff Lindy, abogado de Lynn dijo que su cliente es una víctima de “exceso de celo por parte de la Oficina del Fiscal de Distrito”.Así reportó The Inquirer