Hay varios comentarios en este blog de personas que defienden a los fundadores acusados de algún tipo de abuso. Lo que es verdaderamente ‘valioso’ a tener en cuenta en la defensa de lo indefendible es la gravedad a la que nos enfrentamos cuando gente ya sea estudiada, creyente, profesional, defiende de manera apasionada lo que es indefendible. 

“No hay peor ciego que el que no quiere ver”

Los casos de obispos, sacerdotes, religiosos o fundadores que han sido sancionados públicamente de un modo u otro por la justicia o por la Santa Sede dejan no sólo la satisfacción de haberle quitado la máscara a los abusadores sino que tambien pone al descubierto una valiosa y a su vez escalofriante realidad que es la defensa con convicción apasionada y ciega por parte de personas relacionadas a los acusados.

‘Defender lo indefendible’ es un artículo que habla entre otras cosas del caso de Padre Maciel, a quien el Vaticano le pidió la renuncia de su Cargo de Superior General de los Legionarios de Cristo.

El Vaticano no ofrece juicio civil por cargos delictivos, sólo ejerce poder pidiendo la renuncia o excomulgando a los culpables como resultado de una investigación. El hecho de que la Santa Sede no ofrezca penas civiles sino sólo canónicas tambien confunde a los fieles católicos quienes quedan con dudas de la severidad de los hechos porque la Santa Sede no hace públicos los acontecimientos sino que el Vaticano sólo hace públicas las renuncias o severidad del engaño después de haber sido públicamente revelado y/o castigado por la justicia civil. Algunos de los comentarios defendiendo a fundadores o sacerdotes abusadores son siempre en el mismo tono, es algo que se repite casi de modo enfermizo en cada caso. Recientemente alguién escribio:

“Disculpame, a manipular? enfermizo? Que pruebas das de lo que estás diciendo? Los que conocemos al Padre Buela y hemos hablado con Él sabemos que eso no es cierto para nada. Si vas a largar acusaciones como las que estás largando, por favor, da pruebas. Por otra parte… la renuncia la presentó el P. Buela al Papa como un acto de diplomacia hacia los mentirosos que lo difamaron. Leon XIII cuando aprobó a los salecianos le dijo a Don Bosco: ” A veces hay que concederle algo al enemigo para evitar daños mayores”. El P. Buela es completamente inocente de lo que lo acusan y presento su renuncia simplemente para concerle algo a los que lo difamaron, pero inclusive el haber tenido que dejar el gobierno de su congregacón fue algo completamente injusto. Y sabes porque digo que son mentirosos los que lo acusaron? Porque la congregación para la doctrina de la fé (que es el tribunal mas severo de la Iglesia) no aceptó esas acusaciones ni como para comenzar una investigación. Ni para eso alcanzó. Por eso… si acusas al Padre Buela de algo, demostrá que es lo que estás diciendo, porque no parece que tengas pruebas de ello

Es interesante ver como la renuncia de un fundador en este caso del IVE e inmediato capítulo general a pedido de la Santa Sede para elegir nuevo superior general sea visto como un acto de ‘santidad’ por parte del acusado. ¿Quién renuncia siendo inocente? ¿Acaso no sería contra la verdad y por lo tanto inmoral renunciar bajo esas circunstancias? Hay cardenales, obispos, sacerdotes, fundadores y religiosos a los que se les pide y pidió la renuncia simplemente porque la Santa Sede no ejerce poder judicial  sino canónico. Hay un excelente artículo publicado por el Boston Globe con ejemplos y datos concretos al respecto de abuso y renuncias de clérigos.

Esto ya fue tratado en este blog y sólo me remito a ese artículo: ‘defendiendo lo indefendible’. Por otra parte, ese post tiene un comentario excelente hecho por Ludovicus que lo recomiendo: comentario Julio 6, 2010 por Ludovicus