Este tipo de escándalos los resuelve rápido la Iglesia. El Papa Benedicto ya le aceptó la renuncia al Obispo Bargallo.

Dicen los defensores de Bargalló que el Obispo presentó su renuncia al Papa porque ‘ya esta entrado en años y con problemas de salud’.

Si cada sacerdote que tira una canita al aire tuviese que renunciar nos quedamos sin curas. El verdadero escándalo es el doble juego… cuando vamos a terminar con el doble juego de quienes nos venden una vida angelical que nada tiene de humano. A los que se les debe ‘aceptar la renuncia’ es a los sacerdotes abusadores, a esos si hay que ponerles la piedra en el cuello y tirarlos al fondo del mar…

Este video esta gracioso:

Anuncios