CIUDAD DEL VATICANO- — El papa Benedicto XVI aseguró este miércoles durante su primera audiencia pública tras su inesperada renuncia, que decidió dejar de ser Papa “por el bien de la Iglesia”.

Ante una muchedumbre que lo ovacionaba en la sala Pablo VI del Vaticano, el Papa aseguró que renunció “en plena libertad por el bien de la Iglesia” tras haber “orado mucho” y “examinado ante Dios mi consciencia, consciente de la gravedad de tal gesto”, dijo.

Anuncios