Energía, sencillez y exigencia ética desde el primer momento del nuevo Papa (Francis para los anglosajones, Franziskus para los alemanes, Françoispara los franceses, Jorge Mario Bergoglio para sus críticos argentinos, y Francisco I para los vaticanistas ortodoxos). Sobre todo ello, el padre Federico Lombardi, que se encuentra ahora más cómodo sobre el terreno que pisa, dijo que una persona debe llamarse con el nombre que él quiere, y el Papa elogió el de Franciscoa secas. Por lo tanto, Lombardí confirmó que desde ahora será llamado como papa Francisco.

También confirmó la indignación del Papa al cruzarse, el primer día en que salió de Ciudad del Vaticano, con el cardenal Bernard Law. Según informaciones recogidas por Hechos de Hoy, el Papa habría ordenado cardenalBernard Law -encubridor de pedófilos- que abandone sus aposentos en Santa Maria Maggiore (Santa María la Mayor). Francisco está decidido a obligarle a entrar en un convento de clausura.

No quiero que frecuente esta basílica

El papa Francisco no ocultó su molestia al cruzarse con él. Al cardenal Bernard Law se le acusa de haber encubierto a cerca de 250 curas pederastas entre 1984 y 2002, tiempo en el que estuvo en frente de las diócesis de Boston (Estados Unidos). Law fue nombrado en 2004 arcipreste de la Basílica de la Santa María y desde 2011 es arcipreste emérito. Para el Papa es una situación insostenible. “No quiero que frecuente esta basílica”, habría dicho el Papa, según el diario italiano Il Fatto Quotidiano.

“El cardenal Law estaba presente en Santa María la Mayor como arcipreste emérito y vio al Papa, después saludó a Francisco y continuó su camino”, confirmó el padre Federico Lombardi. El cardenal Law estuvo en el funeral del papa Juan Pablo II y en 2005 participó en el cónclave en el que fue elegido Benedicto XVI.

En diciembre de 2002, el papa Juan Pablo II aceptó la renuncia de Bernard Law , cardenal de Boston, entonces de 71 años, acusado de encubrir graves abusos sexuales cometidos por parte de sacerdotes de su diócesis, en una comunidad de más de dos millones de católicos.Law fue acusado de haber “protegido” a sacerdotes pedófilos pese a las denuncias de abusos sexuales en perjuicio de adolescentes y niños.

El anuncio de la dimisión fue acompañado por un pedido de perdón del cardenal estadounidense a “todos los que sufrieron” por sus “insuficiencias y errores”. Nacido en México y graduado en Harvard, Law había asumido como arzobispo de Boston en 1984.

La decisión del Papa de actuar de inmediato contra Lawmarca el giro copernicano que supone su elección -el primer pontífice jesuita-, y la rectitud desde el primer momento de Francisco contra la propia curia romana. Sin duda la primavera, esta vez romana, acaba de empezar. No en su sentido meteorológico (aunque también llegará), sino en el puro concepto revolucionario.

Anuncios