Estamos en USA en medio de una alocada campaña presidencial. Están los Demócratas en una campaña en las que se juegan el cambio o continuar con la política de Obama.

Bernie Sanders intenta un verdadero y profundo cambio en el sistema politico a través de la creación de un movimiento politico. heres-why-people-need-to-start-taking-bernie-sanders-seriouslyLidera y busca cambiar la estructura o sistema politico corrupto por el dinero de corporaciones y millonarios que compran -a travez de exuberantes donaciones en las campañas electorales- politicos que promueven y aprueban pólizas en su favor.

En el partido demócrata también esta Hillary Clinton quien quiere continuar la política del establecimientos mejorando ciertas cosas pero en linea con la presidencia del actual presidente. No propone nada nuevo, sino continuar con el sistema politico influenciado por corporaciones y millonarios. La Señora Clinton a su vez tiene lazos de interés con ‘Wall Street” sector que causó el colapso económico y recesión económica en el 2008. 

Por otro lado están los Republicanos en una controvertida y desastrosa lucha interna. Acá tenemos personajes del todo interesantes. nbc-fires-donald-trump-after-he-calls-mexicans-rapists-and-drug-runners

Donald Trump y su retórica anti-inmigrante, racista, y de burla patotera. Donald Trump no tiene un plan concreto, hace uso de frases hechas -como “volver a hacer America grandiosa otra vez”, “volveremos a ser grandiosos” que son frases suficientes para enloquecer a una multitud de americanos que hace tiempo y poco a poco han sufrido en carne propia la caída económica y de beneficio que tenían en el pasado. Ted Cruz con una agenda de derecha religiosa cristiana que como el anterior no obedece al ‘establecimiento’ tradicional republicano. Marco Rubio que es del establecimiento pero no puede sacar la cabeza del agua y se esta ahogando como lo hizo ya Jeb Bush.

Politicos como Sanders y Trump son considerados ‘no parte del establecimiento’, fuera del espectro del establecimiento de Washington. , ‘outsiders’ de como se practica la política tradicionalmente en Washington DC en lo que se refiere a campañas electorales en las que se realizan negocios, se reciben donaciones de corporaciones y millonarios que sugieren o manejan las pólizas, leyes, y estructuras de poder del país. Excepto Sanders y Trump, todos los demás candidatos a la presidencia son parte del establecimiento.

La pregunta que surge frente a candidatos que son ‘outsiders’ es: Es posible que estos ‘outsiders’ produzcan algún tipo de cambio en el ‘establecimiento’ que esta profundamente corrupto? Yo creo que la gran victoria de Bernie Sanders hasta el momento, es haber puesto sobre la mesa el tema de la ‘corrupción legal’ del sistema electoral y el haber inclinado las conversaciones políticas hacia posturas mas progresistas. El partido Republicano por su parte va a tener que encarar un cambio significativo en su estructura. Trump es el resultado de años de gestación de una cultura de extrema derecha, de rechazo a la realidad de ‘income inequality’, apertura a la diversidad racial, etc. Sarah Palin en las ultimas elecciones fue un síntoma y ahora ya es se ve con claridad la enfermedad.