La mano derecha de Maciel ofrece su ‘plena disponibilidad’ a De Paolis

Efe | México DF – Actualizado viernes 09/07/2010
El mexicano Álvaro Corcuera, director general de los Legionarios, en una audiencia con el Papa.
El mexicano Álvaro Corcuera, director general de los Legionarios, en una audiencia con el Papa.

El nombramiento de Velasio De Paolis como nuevo responsable de los Legionarios de Cristo ha tenido una reacción inmediata en el país donde se fundó la congregación en 1941. Desde México, el hasta ahora director general de la Legión y de su brazo laico, el Regnun Christi, el sacerdote mexicano Álvaro Corcuera -que fue la mano derecha de su fundador, Marcial Maciel– ha expresado este viernes “una vez más” su “más viva gratitud” al Papa, al que ha asegurado que acogen al delegado pontificio con “plena disponibilidad”.

“La congregación acoge a De Paolis con agradecimiento y plena disponibilidad”, ha afirmado la Legión de Cristo en un comunicado, en el que precisó que “ulteriores detalles sobre como ejercerá su mandato se irán definiendo próximamente”.

Aunque en un principio fuentes vaticanas no descartaban que el Papa nombrase también dos vicedelegados, uno para Suramérica y otro para Norteamérica, para ayudar a De Paolis, de momento sólo ha sido anunciado este nombramiento, en un escueto comunicado de dos líneas y media.

De Paolis deberá revisar las bases de los Legionarios, y su sistema de autoridad dentro de la Congregación, para erradicar definitivamente, entre otros, el conocido como “cuarto voto”, que era secreto y fue impuesto por Maciel para obligar a sus sacerdotes bajo pena de excomunión a no criticar y no denunciar a sus superiores, ni a aspirar a cargos. Aunque fue suprimido en 2008 por orden de Benedicto XVI, muchos legionarios, según fuentes vaticanas, lo mantienen.

También deberá sanear su patrimonio económico, que se estima muy importante (algunos medios de prensa lo fijan en 25.000 millones de dólares) y dirigir al equipo que preparará los nuevos estatutos.

El nombramiento de De Paolis trae a la memoria la medida adoptada en 1981 por Juan Pablo II cuando colocó al frente de los Jesuitas al italiano Paolo Dezza, para superar un momento de crisis de la orden fundada por san Ignacio.

‘Amplia experiencia’

El italiano pertenece a la Congregación de los Misioneros de san Carlos (SC) y según los legionarios cuenta “con amplia experiencia y probada competencia en la docencia universitaria y en el servicio a la Santa Sede”.

Además de dirigir la Prefectura para los Asuntos Económicos desde 2008, también es miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, consultor de las Iglesias Orientales, de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y del Consejo para los Textos Legislativos.

El nombramiento ha sido hecho dos meses después de que el Papa se reuniera en el Vaticano con los cinco obispos que inspeccionaron la Legión durante ocho meses y el duro comunicado que hizo público el 1 de mayo sobre la triple vida de Maciel (1920-2008).

En esa nota confirmó con total claridad los “gravísimos y objetivamente inmorales” comportamientos de Maciel, así como la vida que llevó “sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso”.

Esa vida -según el Vaticano- la desconocían “gran parte de los legionarios, sobre todo por el sistema de relaciones construido por Maciel, que supo crearse coartadas, obtener confianza, confidencia y silencio sobre circunstancias y reforzar su propio rol de fundador carismático”, según el comunicado.

Castigo a Maciel

Desde antes de la muerte de Juan Pablo II, el cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel, pero no fue hasta el 19 de mayo de 2006 cuando Benedicto XVI le castigó por los abusos sexuales durante décadas a seminaristas.

Ese día los Legionarios vieron cómo su fundador, que gozó del afecto de Juan Pablo II y de numerosos cardenales, caía en desgracia. Aunque no sería lo último que sabrían del cura de triple vida.

En marzo de 2009 ordenó a cinco obispos -entre ellos un español, un chileno y un mexicano- inspeccionar la orden y a primeros de este año, pocos días antes de que acabaran su trabajo, los legionarios reconocieron que Maciel abusó sexualmente de seminaristas menores, tuvo “otros graves comportamientos” (consumo de drogas) y varios hijos con varias mujeres.

“Consternados”, pidieron perdón a las víctimas y renegaron de Maciel, al no considerarlo ya como modelo de vida cristiana.

La Legión de Cristo fue fundada en México en 1941. Hoy cuenta con 900 sacerdotes y 3.000 seminaristas y está establecida en dieciocho países. También tiene 70.000 miembros del Regnum Christi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s