Pena de Muerte

La pena de muerte o pena capital consiste en la ejecución de un condenado por parte del Estado, como castigo por un delito establecido en la legislación; los delitos a los cuales se aplica esta sanción penal suelen denominarse «crímenes» o «delitos capitales».

Archivo:Death Penalty World Map.png

La Pena capital en Estados Unidos es legal para todo el país en delitos federales y militares, y en la mayor parte de los estados; menos en las regiones del norte y otros territorios desprendido como Alaska, Hawái, entre otros; en los delitos estatales. Incluso se aplicaba también en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico, territorio no incorporado, hasta que el país caribeño dentro de su propia constitución de 1952, hizo respetar a que la pena de muerte no se aplicada. Durante el gobierno del anterior presidente George W. Bush, quiso imponer nuevamente en la isla la ley de pena de muerte, pero las resistencia de los ciudadanos puertorriqueños, grupos que se oponen a la pena capital, hizo que se retirara dicha imposición lo cual no fue aplicada y los Estados Unidos prefirió retirarse y respetar la constitución de la isla. Otros estados la han declarado incostitucinal y otros lo han suprimido lo cual ha permitido que ya no sea aplicada.

Estados Unidos junto con Japón, han sido presionados por la Unión Europea para que esas leyes sean abolidas o derogadas, puestos como visto buenos u observadores de la Comunidad Europea y sobre todo por el Consejo de Europa, para que busquen buenas relaciones asociados, caso contrario de no ser así perderá la categoría de observador.

Religiones: Opinion sobre la pena de muerte

Cristianismo

La interpretación que se da de la Biblia (Juan, 8:7) condena la pena de muerte, aunque es cierto que las posiciones cristianas han ido variando a lo largo de la historia. La Iglesia contemporánea rechaza toda forma de ejecución y así lo ha expresado en relación a las últimas ejecuciones franquistas, los recientes intentos polacos de reinstaurar la pena de muerte, o las ejecuciones cometidas en paises comunistas, como Corea del Norte, la antigua URSS o Cuba. El propio fundador del cristianismo, Jesús de Nazaret, fue ejecutado mediante crucifixión, convirtiendo ese método de ejecución en el símbolo de la nueva religión. Del mismo modo, numerosos santos católicos han sufrido martirio al ser ejecutados tras recibir una pena de muerte por su fe.

Iglesia Católica

La Iglesia Católica tradicionalmente ha aceptado la pena de muerte a través de su Inquisición, institución dedicada exclusivamente a juzgar y ejecutar herejes. Siguiendo el criterio teológico de Tomás de Aquino, quien aceptaba la pena capital como método de prevención y disuasión necesario, pero no como forma de venganza. Sin embargo, bajo el pontificado de Juan Pablo II, su encíclica Evangelium Vitae denunció el aborto, la pena capital y la eutanasia como formas de homicidio, y por tanto, inaceptables para un católico. Desde entonces la iglesia sostiene que la pena de muerte ya no es necesaria si puede ser sustituida por el encarcelamiento.[28] El Catecismo de la Iglesia Católica dice que «Si los medios no sangrientos son suficientes para defender las vidas humanas contra un agresor y para proteger el orden público y la seguridad de las personas, la autoridad pública debe limitarse a dichos medios, ya que corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común, y están más en conformidad con la dignidad del ser humano».

Así mismo, tampoco excluye la pena de muerte en casos de extrema gravedad:

La preservación del bien común de la sociedad exige colocar al agresor en estado de no poder causar perjuicio. Por este motivo la enseñanza tradicional de la Iglesia ha reconocido el justo fundamento del derecho y deber de la legítima autoridad pública para aplicar penas proporcionadas a la gravedad del delito, sin excluir, en casos de extrema gravedad, el recurso a la pena de muerte.

Los esfuerzos recientes de la Iglesia para oponerse a la pena capital pueden tener un impacto político. Por ejemplo, la Iglesia de San Francisco de Asís en Raleigh (Carolina del Norte) ha llevado el tema de la pena de muerte al candelero de la vida política.[29]

Iglesias Anglicana y Episcopaliana

La Conferencia de Lambeth de obispos Anglicanos y episcopalianos condenó la aplicación de la pena capital en 1988.

Iglesia Metodista Unida

La Iglesia Metodista Unida, junto con otras iglesias metodistas, también condena la pena capital, afirmando que no se puede aceptar la venganza personal o social como razón para tomar una vida humana.[30] La iglesia también sostiene que la pena de muerte se aplica en una proporción injusta y desigual a personas marginadas, incluyendo a pobres, personas con baja o nula formación académica, minorías religiosas y étnicas, y personas con enfermedades emocionales y mentales.[31] La Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida pide a sus obispos que muestren oposición a la pena capital, y a los gobiernos que establezcan una moratoria inmediata en la aplicación de sentencias de pena capital.

Judaísmo

Las enseñanzas religiosas oficiales del Judaísmo aprueban en principio la aplicación de la pena de muerte, pero el nivel de pruebas acusatorias que requiere para su aplicación es extremadamente exigente, y ha sido abolida por varias decisiones talmúdicas, convirtiendo las situaciones en las que podría ser empleada en algo hipotético e imposible en la práctica. «40 años antes de la destrucción del Templo de Jerusalén» (año 30), el Sanedrín prohibió en la práctica el uso de la pena capital, convirtiéndola en un límite superior hipotético a la severidad del castigo, lo que hacía su uso aceptable tan solo por parte de Dios, no de seres humanos falibles.[27]

Es también representativa del judaísmo la postura de Maimónides, ya mencionada al hablar de la historia de la pena capital. Israel ha aplicado una vez la pena capital, de manera extraordinaria, contra el criminal de guerra nazi Adolf Eichmann a quien se le imputaron 15 cargos, entre ellos crímenes contra la humanidad. El 1 de junio de 1962 fue ejecutado el criminal.

Islam

La Sharia o ley islámica permite la pena de muerte, aunque presenta diferencias en cada país. Aunque el Corán prescribe la pena de muerte para varios delitos (o hadd), como el robo, el adulterio o la apostasía, el homicidio no se encuentra entre ellos. En lugar de eso, el homicidio es tratado como un delito civil, no religioso, y por tanto entra dentro de la ley de qisas (venganza): los académicos Islamistas defienden que la aplicación de la pena de muerte es aceptable, pero que la víctima (o sus parientes más próximos si ésta ha fallecido) tienen el derecho de perdonar al acusado, o exigirle un pago en compensación.

2 pensamientos sobre “Pena de Muerte”

  1. Roberto CARPARELLI dijo:

    Estimados amigos, lamento no poder contar con una conexión agil a la red en el horario desde las 17hs hora de Argentina, momento en que dejo mi lugar laboral donde ahi si tengo buena conexion. Intente poder escucharlos en su emision de ayer y lamentablemante no tuve suerte. No obtante por este medio les hago llegar un afectuoso saludo al equipo, por considerar que el tocar temas como los que ustedes proponen, son sin dudas las cosas que colaboran en fomentar una sociedad mas sana para las generaciones venideras. Seguire intentando cada Lunes y asi compartir comentarios con ustedes. Un abrazo.
    Roberto desde Mendoza-Argentina.

  2. graviapatricia dijo:

    No soy partidaria de la pena de muerte, nadie debemos quitar la vida.
    Si castigos alternativos a la sociedad, como hacer carreteras, y cosas semejantes. Es una pena inluso mas dura que la muerte, ese tipo de castigo. Tambien habria que intentar las personas peligrosas apartarlas de la sociedad, intentando regenerarlas, aunque ya se que es algo la mayoria de las veces inutil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s